EL DUPLICADO DE LLAVES

Duplicado de Llaves

La Historia del duplicado de llaves.

1916, Andrew Heldrich inventa en Philadelphia una máquina para duplicar llaves, quien un año mas tarde, seria cedida a Philip Kovsky quien la patentaría el 13 de marzo , acorde con el Instituto de la Propiedad Intelectual de dicho país.

´´La llave a duplicar se coloca en una mordaza y la llave virgen en otra mordaza bajo la fresa. El soporte de ambas mordazas se pone en posición a través de un embrague para su deslizamiento longitudinal; de forma que los bordes de la llave patrón y de la llave virgen toquen el palpador y la fresa, respectivamente.

Tras ellos, se libera el embrague y la barra vertical entra en acción. La fresa, accionada por una manivela sita a la derecha de la maquina pasa por entonces por toda la longitud de la llave. Se obtiene así una copia de la llave patrón aproximadamente en un minuto

Man And His Machines, The World´s Work XXXIII: April, 1917´´

El funcionamiento original de la máquina, se ha conservado con el paso del tiempo a pesar de los adelantos, como la mejora de los componentes, la mayor precisión de los cortes y la creación de la maquina duplicadora de máxima seguridad.

Podemos encontrar estas maquinas en ferreterías, aunque no siempre dispondrán de llaves vírgenes adecuadas.

Muchas llaves están fabricadas para dificultar su copia o se encuentra la leyenda ´´no duplicar ´´.

Partes de la maquina duplicadora.

Fresa.

Utilizada para dar forma al corte de la llave.

Mordazas de cuatro lados.

Permiten sujetar la llave continuamente.

Manilla de mordaza.

Afloja o aprieta la llave.

Carro.

Permite el desplazamiento hacia los otros componentes.

Manilla de carro.

Para manejar la precisión de carro.

Tope abatible.

Delimita el área de trabajo

Palpador.

Recorre el perfil de la llave original permitiendo realizar la copia de esta.

Mando de regulación del palpador.

Ajusta la altura del palpador.

Cepillo.

Lima las imperfecciones que puedan surgir del proceso de duplicación.