Las puertas cortafuegos

Puertas cortafuegos

¿Qué son?

Las puertas cortafuegos suelen ser de metal o vidrio.Se instalan para evitar la propagación de un incendio mediante un sistema de compartimentación y permiten una rápida evacuación del edificio.

Las puertas metálicas, son más eficaces contra el fuego, fabricadas con dos chapas de acero y paneles de lana de roca en su interior.

A estas puertas se les realizan prueban para verificar si realmente resisten un incendio.Estas pruebas son distintas según el tipo de puerta; pivotante, abatibles, correderas, guillotina o enrollable.

Las puertas más comunes son las pivotante metálicas. En estas puertas se ensaya que la temperatura de la hoja no pase de 140 grados de media.

Estas puertas cortafuego actúan de barrera ante el fuego, retrasando el avance del incendio.

Estas puertas deben de tener auto cierre es decir que deben de cerrarse automáticamente, tras cada apertura, o al ser liberadas por el electroimán que retiene la puerta abierta.

¿Cómo se instala?

Las puertas cortafuegos solo deben ser instaladas según la descripción de ensayo, bien en muro rígido o flexible, anclaje con mortero, atornillado o con premarco, seguir las instrucciones del fabricante, deberá ser suministrada con sus instrucciones de montaje, uso y mantenimiento, y se deberá de instalar el anclaje al suelo de la falleba interior de las puertas de dos hojas.