Sistemas Cierrapuertas

Sistemas cierrapuertas

Los sistemas cierrapuertas son de las soluciones que más se está adaptando a las viviendas particulares y edificios modernos de oficinas ya que combinan comodidad, diseño y calidad.

Una gran variedad de sistemas cierrapuertas que satisface un amplio número de requisitos funcionales y soluciones para todo tipo de puertas, ya sean de madera, aluminio, acero o vidrio, y por supuesto para puertas resistentes al fuego.

Los sistemas cierrapuertas pueden ocultarse en el marco y el piso o montado de superficie, siendo de cuatros tipos diferentes.

Incluyen el brazo regular, montada sobre el marco, el brazo en pista deslizante y el brazo paralelo.

Los montados en superficie disponen de cajas pequeñas unidas en la esquina superior de la puerta, y los brazos articulados se extienden desde el nivel superior de esta caja, hacia el marco donde esta atornillado.

 

¿Cómo funcionan?

 

Tanto el sistema de cierrapuertas automático como el manual, funcionan de diferentes maneras.

El automático utiliza la energía eléctrica, por lo que suele ser más caro. Viene con un control remoto para el dispositivo y una alarma de seguridad.

Es menos común, ya que necesita más energía para funcionar.

El sistema de cierrapuertas manual, trabaja de la presión del aire y la energía almacenada.

Usa el almacenamiento de la energía que ha sido generada cada vez que se empuja la puerta, lo cual también se utilizará para cerrar la puerta.

Controla la velocidad de cierre, ya que incorpora un mecanismo de resorte o amortiguador eléctrico.

 

¿Cuáles son sus ventajas?

 

Logran evitar los portazos, además de poseer un mecanismo que incrementa el ahorro de energía al disminuirse las fugas o corrientes, por lo que son útiles en áreas climatizadas.

Otra de las grandes ventajas de los muelles cierrapuertas, es la seguridad, ya que impiden el acceso de personas ajenas a los edificios, debido a los mecanismos automáticos que evitan la apertura desde el exterior.

 

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de instalar un muelle cierrapuertas?

 

  • La velocidad de cierre:

Es la velocidad de la puerta al girar en torno a un eje, siendo regulable en todos los modelos, se mantiene entre los 180º y 5º.

  • Amortiguacion de la apertura:

Regula la fuerza con la que debe abrir la puerta, es regulable en algunos modelos.

  • Ángulo de retención:

Dependiendo del tipo de modelo, el ángulo de retención es ajustable entre 70º y 150º para modelos con brazo articulado, y entre 80º y 120º para modelos de muelle con guía deslizante.

  • Retardo de cierre:

Una vez abierta, el muelle tardará algunos segundos en activar el proceso de cierre, siendo regulable podrá mantener la puerta abierta hasta 30 segundos, dando el tiempo necesario al usuario para atravesar la puerta.